Eusebio de Cesarea

Onomastikón, 295 d.C.

La tradición en torno al lugar de Getsemaní es muy antigua. Eusebio, en su «Onomastikón» de los lugares bíblicos (295 d.C.), dice de Getsemaní que se encuentra a los pies del Monte Oliveto, «donde ahora los fieles se apresuran a ir a rezar».
Hacia el año 390, san Jerónimo traduce al latín el Onomastikón de Eusebio y añade un nuevo detalle: existe una iglesia levantada sobre el lugar al que Jesús fue a rezar antes de su pasión.
El testimonio de Jerónimo es muy importante para la datación de la construcción de la iglesia bizantina de Getsemaní, realizada entre el comienzo del reinado de Teodosio (379-393 d.C.) y el fin del episcopado de Cirilo de Jerusalén (348-386 d.C.): atendiendo a los testimonios de Egeria y Jerónimo, es posible datar la construcción de la iglesia entre el 379 y el 388.

Eusebio de Cesarea
Onomastikón (versión griega: 295 d.C.)

Gethsimane. Choríon, éntha prò toû páthous ho Christòs proseúxato. Keîtai dè kaì pròs to ôrei ton elaion en ho kaì nyn tàs euchàs hoi pistoì poieîsthai spoudázousin.


Getsemaní (Mt 26,36). Lugar donde rezó Cristo antes de la pasión. Está situado en la parte del Monte de los Olivos; allí ahora van diligentemente los fieles a realizar las oraciones.

San Jerónimo
De situ et nominibus locorum hebraicorum (ca. 390 d.C.)

Gethsemani, locus ubi Salvator ante passionem oravit. Est autem ad radices montis Oliveti nunc ecclesia desuper ædificata.


Getsemaní. Lugar donde el Salvador oró antes de su pasión. Está situado a los pies del Monte de los Olivos y sobre él ahora hay edificada una iglesia.

PL 23, 850