Teodorico

Libellus de locis sanctis (año 1172)

El peregrino alemán Teodorico es testigo de la frenética actividad constructora de los cruzados en Tierra Santa. Al igual que Juan de Wurzburgo, también Teodorico se preocupó de detallar las inscripciones que iba leyendo por los lugares visitados.
Su cabal descripción del lugar en que se encuentran las tres rocas de la oración en la iglesia cruzada quedó en buena medida confirmada por los resultados de las excavaciones arqueológicas, que, además de la roca del altar, descubrieron las rocas de los ábsides laterales, dejadas a la vista por los cruzados y utilizadas como cimiento de los muros.

La Gruta

Progresso deinde versus montem Oliveti ad meridiem non modica tibi occurrit ecclesia, Gethsemane nuncupata, ubi salvator, cum discipulis suis ab horto veniens, intravit et ad eos dixit: Sedete hic, donec vadam illuc et orem. Ingressus itaque in eam statim invenies altare venerandum, et ad sinistram in subterraneum specum ingrediens quatuor loca invenies denotata, in quibus singulis terni apostoli cubantes obdormierunt. Est etiam ad sinistram saxum grande in ipsius specus angulo, in quod ipse Christus digitos imprimens sex in eo fecit foramina. (Caput XXIV)
----------------------------------------------------------
Marchando después hacia el Monte de los Olivos, al sur se te presenta una iglesia no pequeña, llamada Getsemaní, donde el Salvador, cuando venía desde el huerto con sus discípulos, entró y les dijo: sentaos aquí mientras voy allá a orar. De forma que, nada más entrar en ella, encuentras de primeras un altar venerable, y entrando por la izquierda a una cueva subterránea, encuentras cuatro lugares bien identificados, en cada uno de los cuales durmieron tres apóstoles acurrucados. Hay además a la izquierda una gran roca, en un rincón de la misma cueva, en la que el mismo Cristo, presionando los dedos, hizo seis orificios.

La Basílica del Salvador

“Et ipse avulsus est ab iis, quantum jactus est lapidis. Nam paulo altius versus montem Oliveti, ad meridiem, trinam fecit orationem, in quo loco nova nunc aedificatur ecclesia. Est vero unus locus unius orationis in abside sinistra, alius in medio chori, tertius in abside dextra.” (Caput XXIV)
----------------------------------------------------------
Y Él se apartó de ellos como a un tiro de piedra. Efectivamente: un poco más hacia arriba, en dirección al Monte de los Olivos, al sur, hizo una triple oración; en este lugar ahora se construye una nueva iglesia. El lugar de la primera oración está en el ábside izquierdo, otro en medio del coro, el tercero en el ábside derecho.


Sabino de Sandoli, Itinera Hierosolymitana Crucesignatorum, Franciscan Printing Press, Jerusalem 1978-1984, vol 2, pp. 352-353